sábado, 5 de febrero de 2011

Una discusión de sordos y protagonistas irresponsables

Ambas partes partieron de no ceder terreno en sus posturas. Y el final de la historia dejó un solo perjudicado: Estudiantes

Tras el alejamiento de Alejandro Sabella del cargo de técnico del Pincha, y cuando la dirigencia pincharrata ya trabaja en la contratación de un nuevo entrenador, todavía retumba la historia de la semana. La ida en silencio de Sabella que tomó por sorpresa a todo Estudiantes deberá aclararse. Será el ex DT quien deberá aclarar los tantos, si lo entiende necesario, y esbozar un porqué de la abrupta decisión.

Rubén Filipas ha hablado por diferentes medios, reconociendo diferencias y mostrando una postura tajante, seguramente similar a la que tendrá Alejandro Sabella, pero con versiones diametralmente opuestas. Lo dicho por el presidente está en línea de lo expresado por Verón. "Desconformidad con la salida" e "insuficiencia de motivos", han sido los argumentos que, desde el club, fueron escudo de públicos reproches a Pachorra.

La palabra del ex técnico serviría para mucho más que saber el motivo de la salida. Provocaría que ningún periodista invente historias de malestar que claramente no existían entre el cuerpo técnico y el plantel campeón. Claro está que el desgaste se produjo con los dirigentes. Las dos partes discutieron sin escuchar al otro. A pesar de que cada uno tenía gran parte de razón en lo que se planteaba, el no querer ceder lo más mínimo para continuar con este proyecto hace pensar que fue una discusión de irresponsables que sólo perjudicó a Estudiantes.