jueves, 16 de octubre de 2008

40 años: Old Trafford, la hazaña inigualable

Que 40 años no es nada... Hoy es un día muy especial para todo el pueblo Pincha. Hoy es el aniversario número 40 de la hazaña de Old Trafford, una epopeya irrepetible que es la página dorada de la historia de Estudiantes. Envidia de muchos y lo que debería ser reconocimiento de todos. Informe sobre este momento único para todo pincharrata.
El calendario llega al 16 de octubre y esta fecha significa mucho más que un día normal para cada hincha de Estudiantes. Ese día de 1968, el "primer rey de copas" llevaba a cabo su máxima hazaña que no conoce repetición alguna en la historia. Por primera y única vez, un equipo argentino se consagraba campeón en territorio inglés, nada más y nada menos que en el mismísimo Old Trafford, dejando perplejo al fútbol mundial, que esperaba que la historia sea la opuesta.

En la noche de Manchester, Inglaterra, el viejo estadio de Old Trafford era una caldera a punto de estallar. En la tarde de la plata, argentina, toda la expectativa en torno a 90 minutos de la gloria eterna.

Ese miércoles 16 de octubre de 1968 no hubo clases en las escuelas primarias ni secundarias de la ciudad de las diagonales. Todos, grandes, chicos, hombres y mujeres, encontraron la excusa perfecta para sufrir al lado de la portátil. En las calles y oficinas sólo había radios que traían el lejano relato de José María Muñoz. Se esperaba tanto de aquel grupo de muchachos que iban por la máxima hazaña. Era nada más y nada menos que la final del mundo, y en ella participaba Estudiantes.

Ese día era un día de fe y esperanza para todo el pueblo pincha, que confiaba en un conjunto de hombres que con humildad y esfuerzo, con garra, temperamento y todos los matices que un equipo memorable debe tener llevaban la bandera de la ilusión a tierra inglesa, con la bandera argentina antes de que las relaciones internacionales entre los países se agiten en décadas posteriores.
El Pincha había pisado fuerte en la cancha de Boca, el 25 de septiembre: en un estadio llenísimo lo ganó 1-0 con gol de Marcos Conigliaro, pero los que decían saber opinaban que ese resultado era demasiado poco, porque no alcanzaría para la temible revancha en Inglaterra, donde nunca ningún equipo extranjero había dado la vuelta olímpica. Hasta los propios ingleses festejaron esa mínima ventaja como si fuera un triunfo. “Hasta ahora vamos ganando nosotros, queremos ver como nos ganan ellos”, fue la frase del Maestro Zubeldía, elocuencia de lo que la fe interna del corazón pincharrata preveía.

Pero los “indios” de La Plata le demostrarían al mundo quiénes eran aquellos Leones Pinchas. Pasaron 6 minutos de la vuelta en Old Trafford y la pelota la tenía Estudiantes. En ese momento el León cuenta con una pelota parada a su favor: jugada de pizarrón –como caracterizaba a su dt: un adelantado- con comba perfecta al segundo palo, donde aparece Juan Ramón Verón y cruza un cabezazo que retumbó en el mundo y sacudió los libros de la historia del fútbol: Locura acá, silencio allá. Ni los jugadores, ni los simpatizantes… nadie entendía nada entre los ingleses. Ganaba el pincha en Old Trafford, en “la caldera del diablo” el león metía la cola.

Los ingleses comenzaron un asedio constante, al que Estudiantes supo oponerse con bravura, despliegue, corazón y garra. Los ingleses no podían llegar, el tiempo se les escurría entre los dedos. Los indios, vestidos de blanco se estaban quedando con la gloria. El árbitro yugoslavo hizo todo lo posible para que los locales lleguen al empate, pero ya nada se podía hacer, Estudiantes era campeón del mundo. “Estudiantes Champion of the World” decían los altoparlantes. Muñóz gritaba la hazaña máxima, un grupo de argentinos lloraba de emoción en el estadio y en el planeta no hubo una ciudad más feliz que La Plata. Después de dar la vuelta olímpica, enseguida volvieron al hotel. El festejo fue tan tranquilo que terminaron tomando mate. A los días siguientes regresaron a La Plata y ahí sí el festejo fue a lo grande… las calles no alcanzaron para albergar tanta gente que desbordaba de alegría y pasión, esa única que se siente a flor de piel luego de haber escrito la página más grande de un club con historia. La historia no sabe de algo similar, algo difícil de repetir con el mejor guionista.Estudiantes celebra una fecha que sin duda es de orgullo nacional.

8 comentarios:

Pincharratas Embrujados dijo...

Gracias por el relato es maravilloso.
Acabamos de venir del acto de 1 y 57 ya están publicadas las fotos de hace un rato.
Pasá y mirá.

gracias por tus comentarios permanentes.

Lautaro dijo...

http://pinchamipasion.blogspot.com/

puse algunas palabras....

Generaciones de Mística Pincharrata dijo...

Muy buen aporte, la verdad que las lineas emosionan.
Vamso Pincha que el carnaval dure toda la vida.
Salud al inmenso Pueblo Pincha y siempre para delante!!!

Generaciones de Mística Pincharrata dijo...

Por estos días tenemos en nuestro país la visita de algunos coordinadores y juveniles de Estudiantes de La Plata, Filial Colombia.

Anónimo dijo...

este loco tiene facha por dios


te qiero capo comico jeee
nos vemos at night


abrazo leonidas

Lautaro dijo...

Club Estudiantes de La Plata....

El mas GRANDE.... lejos....

http://pinchamipasion.blogspot.com/

Anónimo dijo...

100datingwebsites.com

Anónimo dijo...

The information were very helpful for me, I've bookmarked this post, Please share more information about this
Thanks